Cómo gestionar una pyme mediante el cuadro de mando

Empresa

El cuadro de mando del Formula 1 de Fernando Alonso es todo su mundo cuando está dentro de la pista de carreras. En su cuadro de mando tiene los indicadores para ganar la carrera, aunque si su automóvil no está a la altura de sus competidores, sus resultados serán indicativos de que necesita mejorar.

La potencia sin control no sirve de nada. Si gestionamos el negocio sin control, lo mismo nuestro negocio acabará estrellándose.

Siguiendo con el símil de la Formula 1, la comunicación del piloto con su equipo es otro factor diferencial para el éxito. Si en una empresa no fluye correctamente la comunicación, puede que el gerente entre en boxes y se encuentre que no hay neumáticos (mercancías), combustible (financiación) o que sus trabajadores no saben lo que tienen que hacer, ni el tiempo que deben emplear en la tarea (mano de obra cualificada y productiva).

Pueden ocurrir dos posibles situaciones en este escenario planteado, que nos estrellemos, o nos quedemos parados por falta de recursos financieros.

¿Qué es un cuadro de mando?

Antes de saber cómo gestionar una pyme mediante el cuadro de mando debes saber qué es exactamente y qué elementos lo componen.

Un cuadro de mando es una herramienta de control de gestión, que facilita a los directivos el control de la actividad de su empresa. Gracias al cuadro de mando se puede monitorizar el seguimiento de los objetivos definidos por la empresa, tanto a nivel general, como de las diferentes áreas, secciones o unidades. Para ello se utilizan indicadores o KPI que permiten detectar y actuar sobre las desviaciones.

Antes de implantar un cuadro de mando, es fundamental realizar una reflexión estratégica que nos ayude a identificar los puntos clave de nuestra empresa que queremos controlar. Por ejemplo: ratios de pago y cobro, ratio de endeudamiento, ratio de tesorería, etc.

Aunque estos indicadores se pueden calcular de forma manual utilizando una hoja de cálculo, lo ideal es que nuestro programa de contabilidad los genere automáticamente.

Indicadores o KPIs de un cuadro de mando

En un cuadro de mando se suelen recoger principalmente los siguientes tipos de indicadores:

  • Indicadores financieros. En ellos se reflejan las principales magnitudes financieras.
  • Indicadores de control de los clientes. Se utilizan, principalmente, para medir el posicionamiento de la empresa en el mercado en el que compite y para conocer el comportamiento de pago de los clientes.
  • Indicadores de procesos internos. Son indicadores que miden productividad, calidad, innovación, etc.
  • Indicadores de recursos humanos. Las personas son la clave del éxito de las organizaciones, por lo que se deben crear indicadores para analizar su comportamiento. Algunos ejemplos serian: ratio de rotación del personal, ausencias, diferencias salariales internas o externas, etc.

Los indicadores no deben ser ni muchos ni pocos, ya que si se crean demasiados, los esfuerzos se pueden dispersar, al intentar cumplir demasiados objetivos al mismo tiempo. Pero tampoco deben ser pocos y quedarse cortos, ya que entonces no se facilitará el control de gestión.

Beneficios que aporta el cuadro de mando a tu pyme

El cuadro de mando te ayuda a gestionar tu pyme al aportarte, entre otros, los siguientes beneficios:

  • Te ayuda a medir los objetivos de tu empresa, tanto a nivel general como operativo.
  • Te obliga a realizar una reflexión profunda sobre tu negocio para definir los indicadores o KPI a seguir.
  • Facilita el consenso en relación con la fijación de objetivos y cómo alcanzarlos.
  • Facilita la comunicación interna, ya que se puede utilizar como una herramienta de comunicación para trasladar los planes de la empresa a las diferentes áreas.
  • Te permite aunar esfuerzos en una sola dirección centrando a los directivos y trabajadores en la consecución de los objetivos.
  • Te ayuda a detectar de forma automática desviaciones en el plan estratégico u operativo.
  • Facilita el descubrimiento de las causas por las que se producen desviaciones.

Conclusión

Tras todo lo mencionado anteriormente, podemos decir  ciertamente que saber cómo gestionar una pyme mediante el cuadro de mando es clave para tu negocio. Pero, para que puedas centrarte en tu sociedad, las soluciones de gestión empresarial de Sage integran un cuadro de mando con las principales magnitudes a seguir en su página principal.

Otras noticias de interés: