Remesas de cobros y pagos: Qué son y cómo generarlas

Sin categoría

Desde el 1 de febrero del 2016, según el reglamento 260/2012, se deben utilizar los instrumentos de pago SEPA en las remesas de cobros y pagos.

Su objetivo es establecer unas normas comunes, eliminando las diferencias entre los pagos nacionales y los transfronterizos, facilitando así la integración económica y monetaria en Europa.

Para la confección de remesas de cobros y pagos cumpliendo la normativa SEPA, es obligatorio el uso del IBAN, incluso en las operaciones nacionales. Por lo tanto, el IBAN sustituye al Código Cuenta Cliente (CCC) en las remesas de recibos (Norma 19), nóminas y transferencias (Norma 34) y anticipos de crédito (norma 58).

El IBAN es un número identificador de una cuenta de pago internacional que identifica inequívocamente una cuenta de pago individual en un Estado miembro, cuyos elementos son especificados por la Organización Internacional de Normalización (ISO).

El formato de los mensajes que se generan en las remesas debe cumplir con la norma ISO 20022 XML, siempre que transmitan operaciones de pago a otro proveedor de servicios de pago o a través de un sistema de pagos minorista.

¿Qué es un adeudo domiciliado?

Un adeudo domiciliado es un servicio de pago nacional o transfronterizo destinado a efectuar un cargo en una cuenta de pago de un ordenante, cuando la operación de pago sea iniciada por el beneficiario sobre la base del consentimiento dado por el ordenante.

El beneficiario debe tener en su poder una orden firmada de adeudo directo SEPA – CORE para acotar los plazos de posibles devoluciones al plazo de 8 semanas. Si no dispone de esta autorización con el consentimiento expreso, el plazo para poder devolver un recibo se prolonga durante 13 meses.

¿Qué son las remesas de cobros y pagos?

Las remesas de cobros y pagos son un archivo que se envía al banco para que gestione cobros o pagos.

  • Remesas de cobros: en ellas se agrupan los recibos de tus clientes pendientes de cobro para ser remitidos a tu banco. El banco gestiona su cobro y te ingresa su importe en tu cuenta corriente. En la remesa de cobro, se realiza un giro para realizar un cargo en la cuenta del librado y abonarlo en la cuenta del cedente que emite la remesa.
  • Remesas de pagos: con ellas se envía un fichero de pagos a tu banco para ordenar pagos mediante transferencias a proveedores o trabajadores. Se cargan, por lo tanto, estos importes en tu cuenta y se ingresan en las cuentas de los beneficiarios.

En ambos casos, el banco es un simple intermediario de la gestión del cobro o pago que ejecuta las instrucciones recibidas. Por tanto, la entidad financiera no es responsable del buen fin de la operación.

¿Qué tipos de remesas existen?

Por su fecha de pago, podemos clasificar las remesas en dos tipos:

  • A la vista: el pago se hace efectivo en el momento en que se presenta la remesa.
  • A plazo: el pago se realiza en una fecha especificada en la remesa.

También podemos clasificarlas en función de la documentación que se incluye:

  • Simples: solo llevan documentos financieros, como cheques, recibos o pagarés.
  • Documentarias: llevan documentos comerciales que pueden ir acompañados o no de un documento financiero. Como una factura comercial, un documento de transporte, un certificado o una póliza de seguro.

¿Qué datos se deben incluir en las remesas de cobros y pagos?

En las remesas de cobros y pagos se deben de incluir los siguientes datos:

  • Número de factura.
  • Fecha de emisión de la factura.
  • Fecha de vencimiento.
  • Datos del cliente o proveedor.
  • IBAN de la cuenta bancaria.
  • Importe total a cobrar o a abonar.

En el caso de las remesas de transferencias a empleados, se debe incluir el nombre del empleado, el IBAN de su cuenta y el importe a percibir.

Además, también se debe incluir la siguiente información para identificar la remesa:

  • Nombre o número de la remesa.
  • Fecha de emisión de la factura.
  • La fecha de emisión.
  • Referencia de la orden de domiciliación.
  • Identificación de acreedor o referencia que permite verificar los adeudos y presentar reclamaciones si procedieran.
  • Código IBAN de tu cuenta bancaria.

¿Cómo generar tus remesas de cobros y pagos?

Para generar tus remesas de cobros y pagos hay dos opciones. Una fácil y con la que se ahorra mucho tiempo. Y otra un poco más complicada, que requiere de más tiempo para generar y contabilizar tus remesas.

Las opciones para generar tus remesas son las siguientes:

  • Con el programa facilitado por tu entidad financiera para la gestión de remesas. Estos programas ya casi no son utilizados por las empresas. Solo los utilizan algunas pymes y autónomos que cuentan con programas de contabilidad y gestión poco operativos u obsoletos.
  • Con tu programa de gestión o contabilidad. Sage 50 te facilita la creación de tus remesas de cobros y pagos. Para ello te permite crearlas fácilmente desde tus previsiones de cobros y pagos y generar el fichero en formato SEPA para enviar a tu banco.

Conclusión

La gestión de las remesas de cobros y pagos forman parte del día a día de los contables y responsables de la tesorería de las empresas. Por ello, Sage 50 simplifica notablemente esta operativa contable permitiéndote contabilizar directamente las remesas generadas.

La emisión de tus remesas será mucho más fácil si cuentas con el software adecuado, ahorrando tiempo en su gestión y contabilización.

 

Otras noticias de interés: